sábado, 15 de noviembre de 2014

¿PROMESAS IRREALIZABLES?

¿PROMESAS IRREALIZABLES?  Por Gabriel Wüldenmar Ortiz


¿ES POSIBLE LA RENTA BÁSICA PARA TODOS? ¿SON NECESARIOS LOS RECORTES? ¿HAY DINERO PARA SOSTENER EL ESTADO DE BIENESTAR Y EL SECTOR PÚBLICO? 

Me produce indignación, pero no sorpresa, constatar una vez más que esta "crisis" es una estafa, una mentira interesada que está provocando tanto dolor y desesperación a tantas familias. Todos esos recortes en nuestra salud, en la educación de nuestros hijos, en nuestras libertades, en los derechos laborales, en el derecho a la vivienda.SON INNECESARIOS. No hagamos caso a los que nos dicen que seamos "realistas", que "no se puede hacer otra cosa", que no hay dinero. Hay dinero de sobra para la solidaridad internacional, hay dinero de sobra para mantener el estado del bienestar, hay dinero de sobra para compartir, para dar a todos una renta básica... Pero las grandes empresas, con la complicidad de los gobiernos títere de la Unión Europea, nos roban literalmente BILLONES DE EUROS cada año, suficiente dinero para acabar con la crisis y reírnos de ella.

Este mismo mes de Noviembre, un grupo internacional de más de 80 periodistas de investigación de 26 países (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) descubrió y publicó (Caso Luxlix, jueves 6-11-2014) 28.000 documentos secretos de la UE que prueba maniobras sistemáticas de 340 multinacionales (como Pepsi, Ikea, Amazon, Fiat, J. P. Morgan…) para ubicarse falsamente en Luxemburgo y paraísos fiscales y no pagar impuestos en el territorio de la Unión (30%) aunque en realidad trabajaban en dichos territorios, evadían el capital y tributaban en Luxemburgo no al 28,6%  exigido por la Ley, sino al 1% mediante acuerdos secretos con las autoridades luxemburguesas. 

Por mediación de la auditoria Price Waterhouse Coopers se firmaron 550 acuerdos para expoliar a los pueblos de Europa en plena crisis. Para ello inscribían su sede en el edificio del número 5 de la calle Guillaume Kroll de Luxemburgo, donde ni siquiera caben las sedes 1.600 empresas que se concentran en ese bloque. La UE encomendará la “investigación” del escándalo al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Junker, que ¡era el primer ministro y ministro de finanzas de Luxemburgo cuando se firmaron esos acuerdos secretos! Nuevamente todo queda en casa. En plena crisis, esos acuerdos impidieron que los estados europeos recaudaran billones de euros que habrían podido suavizar mucho el daño a la población y supuso competencia desleal a miles de pequeñas empresas que pagan honestamente sus empresas.

NO ES UNA CRISIS, ES UNA ESTAFA

Para saber más: http://lacasadelasabiduria.com/home/libros.php

sábado, 1 de noviembre de 2014

¿QUIÉNES SON REALMENTE LOS MAESTROS ASCENDIDOS?

¿QUIÉNES SON REALMENTE LOS MAESTROS ASCENDIDOS?
(Por Gabriel Wüldenmar Ortiz)

Muchos grupos ocultistas de corte teosófico o la Nueva Era mantienen cultos, canalizaciones y rituales con una especie de personajes divinizados a los que denominan “maestros ascendidos”. En realidad muchos fueron personas reales del s. XIX denominadas con nombres exóticos por Elena Blavatsky, fundadora de la teosofía. Así, el maestro “Chohan” en realidad fue Baba Khem Singh Bedi, un gurú sikh por herencia y envuelto en conspiraciones anti-inglesas. “Hilarion” fue Ooton Liatto, un mago chipriota. El maestro “Koot Hoomi” en realidad fue Sirdar Thakar Singh Sandhanwalia, fundador del Singh Sabha. “Morya” fue Ranbir Singh, maharajá, estudioso del hinduismo, revolucionario y ocultista involucrado en la alquimia y ciencias ocultas de la India. El maestro “Djwal Kul” era en realidad Sirdar Dayal Singh Majithia, periodista y líder político.  Nada especiales, como vemos.

Hay muchas razones para sospechar que tras estos “maestros” actualmente se ocultan seres espirituales capaces de engañarnos y de disfrazar sus intenciones, hacernos sentir sensaciones maravillosas y prodigios a nuestro alrededor:

1) Estos “maestros” no se consideran meros siervos y auxiliares de Dios, ni sometidos a Él, sino que centran el culto o el protagonismo en sí mismos (engrandeciéndose y auto alabándose, ej: “nosotros, Seres Perfectos y poderosos”, “Yo, Ser Puro y Magnífico, Autoridad y Gobernante...”, “Ellos solos son eternamente Maestros”, “...en amor y obediencia al servicio de Ellos”) en vez de en Dios, algo muy típico del demonio, que busca ser adorado. En contraste con esto, nótese que Cristo, que no hizo alarde de su condición divina, enseñó que sólo Dios es Maestro, todos los demás somos discípulos, y que sólo Dios es Perfecto.

Estos “maestros” -que se autotitulan “Dioses” (los del paganismo antiguo) y son la “luz del mundo”- a menudo se consideran iguales a Cristo (o incluso superiores a Él: Saint Germain perfecciona el ministerio de Jesús y tiene Ley y Autoridad superior a la del Nazareno, un mero hombre evolucionado como tantos). Muchas de esas canalizaciones y “maestros” buscan arrojar una imagen disminuida de Él, enseñar falsedades fantasiosas, asegurar que los Evangelios han sido superados, y destruir el cristianismo. Son los falsos profetas-mesías que han de venir para engañar a muchos con prodigios (Mt 24,23ss.pp.), los demonios disfrazados de ángeles de luz para engañar (2Cor 11,13), ángeles caídos que predican evangelios distintos (Gál 1,8).

De uno de estos seres (“el gran director divino”) se dice que tiene un aspecto terrorífico; otro (Oromasis) es el príncipe del elemento fuego y pareja de Diana (la tradicional reina de las brujas); otros se autodenominan directamente dioses (de las montañas, de la naturaleza, etc.) destacando el “dios del oro” que promete la abundancia y que confiesa dominar el poder financiero del mundo (justo como el demonio en Mt 4,8-9). Otro de estos es Elohim Cyclopea (dios-gigante, o sea un nephilim o demonio del A.T.) cuya presencia hay que adorar. A todos se les debe amar (son nuestros salvadores porque nos divinizan), como al ego mismo (que es nuestro dios interior, el único que hay, la única Autoridad para cada uno; cada uno de nosotros es la Autoridad, el Poder y la Gloria).

2) Sus enseñanzas nos centran en nuestro ego (cada uno de nosotros es Dios -enseñanza de la Presencia “Yo Soy”- y debemos adorarnos a nosotros mismos; hay que buscar éxito, permanente belleza externa y dinero con ayuda de esos seres, el mayor servicio es servirnos a nosotros mismos). Por el contrario, la verdadera enseñanza y la experiencia de Dios, la verdadera mística o espiritualidad: a) nos centra en Dios, b) debilita nuestro ego enseñándonos nuestra pequeñez en vez de deificarlo o de recrearnos en él, c) nos saca de nosotros mismos y de la contemplación y engrandecimiento de nuestro propio ego para abrirnos al servicio solidario a los demás, y d) aumenta en nosotros la virtud y la sabiduría. Todo lo que no tenga estas cuatro notas no es de Dios.

Además, los verdaderos milagros de Dios no son para nuestro servicio o para adular nuestro ego, sino para alguna o algunas de estas finalidades: 1) manifestar la gloria de Dios, 2) proveer para su servicio, 3) proveer para la ayuda a los demás.

3) Sus enseñanzas dicen que la solidaridad práctica, la oración (hablar con Dios centrándonos en Él y no en maestros o energías) o la creencia en una doctrina correcta (nunca se prescinde de una creencia, incluso cuando elijo creer que mis sensaciones son la verdad), son cosas que están superadas, que ya no hacen falta, etc. nos parezca, lo que sintamos o nos hagan sentir.  Por el contrario, Dios enseña que nada puede dispensarnos de tales cosas y que en ellas está nuestra salvación: seremos juzgados por el amor a Dios y al prójimo. Por otro lado, no se pueden olvidar directrices doctrinales que siempre hacen falta para mantenernos alerta frente al engaño ajeno o al autoengaño, para discernir qué es y qué no es verdadero, para ser prudentes y saber dónde nos metemos y a qué nos abrimos. Una correcta doctrina (a la que manifiestan, lo mismo que a los signos cristianos, una sospechosa “alergia”) permite detectar una gotita de veneno (mentira) en una gran masa de manjares (verdades).

4) Frente a lo que dicen estos “maestros”, la clave de la iluminación y la salvación no es ni puede ser ninguna técnica mental o mágica al alcance de unos pocos iniciados, sino sólo y exclusivamente esto: amar (y por tanto conocer y adorar) a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como si fuera yo mismo, lo cual está al alcance de todos, que es lo que Dios quiere (“Padre, te doy gracias porque has revelado todas estas cosas a los sencillos y no a los sabios según el mundo”, dijo Jesús). De lo contrario habría que ser un dotado psíquico para acercarse a Dios, y eso es absurdo.

Las técnicas pueden ser ejercicios mentales útiles, pero basar nuestra espiritualidad en ellas tiene sus peligros:

a)Nos somete de nuevo al ritualismo obsesivo del que Cristo ya nos libertó. Para los judíos de su tiempo, los rituales tenían que ser de estas o aquellas maneras para lograr propósitos específicos, o de lo contrario no se lograrían estos. En cambio, Cristo nos enseña que los rituales específicos y las fórmulas prefijadas (ej: visualizaciones, ejercicios mentales, uso de colores, normas alimenticias, etc. que tienen que ser de tal o cual forma para lograr este o aquel efecto) a Dios no le importan sino el amor y sencillez del corazón, la rectitud de la intención y la acción buena.

b)Las técnicas pueden hacernos creer que nosotros somos dioses, que dominamos las fuerzas del universo con esas técnicas para lograr lo que deseamos, y por tanto la oración humilde de sometimiento a Dios y a su voluntad (así como a nuestro remanente o “karma”) no es necesaria (por ejemplo, dicen que los decretos-afirmaciones de poder – origen de la actual moda del “pensamiento positivo” - son más que la oración). Esta actitud nos saca de la religión y nos entrega en manos de la magia (muchos de los rituales e instrucciones dados por los “maestros” son magia ritual), donde no es la voluntad de Dios la protagonista, sino el poder y la voluntad de cada hombre-dios, idea luciferina por excelencia.

c) Nos hace creer que estamos exentos de la práctica de la virtud, de la búsqueda de la justicia y de la solidaridad, porque con dichas técnicas ya hacemos lo bastante por los demás y por mejorar el mundo. Con eso se nos priva de la mayor de las virtudes y único signo infalsificable de Dios: el amor al prójimo. Se nos hace creer igualmente que con esas técnicas (por ejemplo, la “llama azul”) estamos protegidos de nuestras imperfecciones,  sustituyendo así la práctica y la necesidad de la ética.


(Más información en: http://lacasadelasabiduria.com/home/libros.php)

domingo, 3 de agosto de 2014

¿"CRISTIANOS" BÍBLICOS QUE APOYAN A ISRAEL.?

¿"CRISTIANOS" BÍBLICOS QUE APOYAN A ISRAEL.?
(Por GWO)
1) Por razones geoestratégicas, el pueblo judío fue elegido por Dios para que a través de él naciera el Mesías: Jesucristo, Nuestro Señor. Nada más. Es decir, esa elección NO significa que ya debamos apoyar a Israel cuando haga cualquier cosa que se le ocurra, aunque sea contraria a la ética del Evangelio.
2) Las promesas de Dios al pueblo de Israel se cumplen eternamente en el nuevo Israel Espiritual que somos todos los cristianos que aceptamos a Jesucristo como Salvador y Señor, de la raza, pueblo, nación o lugar que sea.
3) No pertenecemos a ningún Israel carnal o racial, sino espiritual. Nada tiene que ver con el pueblo judío ni, mucho menos, con el actual Estado de Israel. El pueblo de Dios está formado por personas de todas las naciones y entre nosotros no hacemos acepción de personas por su raza, sexo, etc.
4) La fe cristiana no es exclusiva de ningún pueblo; es el lenguaje del amor de Dios y entre los hermanos. No somos más cristianos por usar estrellas de David, ni por pronunciar cuatro palabras en hebreo. Se puede ser cristiano sin tener modismos o usos judíos.
5) La Torah y demás textos judíos quedaron corregidos, cumplidos y superados por la Buena Nueva del Evangelio.
6) Los judíos no son "los buenos" y los palestinos "los malos". Los campos no están tan delimitados como nos hace creer la propaganda sionista. Así, por ejemplo:
  • Un 13% de la población israelí se opone a las matanzas que realiza su propio gobierno.
  • Una buena parte de judíos ortodoxos y fieles están en contra del Estado de Israel porque saben que no es el heredero del Israel Bíblico ni racial.
  • Hay 10 millones de árabes cristianos evangélicos. Por no hablar de millones de árabes cristianos de distintas denominaciones.
  • Un 20% de los combatientes palestinos contra Israel son cristianos de diversas denominaciones.
  • El Estado de Israel ha marginado y margina a sus ciudadanos por ser cristianos. Un ejemplo reciente: los "falasha" (judíos etíopes) fueron rescatados de la hambruna de Etiopía y llevados a Israel (donde son ciudadanos de segunda por ser negros); pero aquellos falasha que se habían convertido al cristianismo fueron abandonados a su suerte.
  • Siempre que les ha sido posible, los sionistas han perseguido, asesinado y maltratado a los cristianos (incluso antes de que éstos realizaran sus feroces persecuciones contra los judíos): Jesucristo fue asesinado por instigación de la autoridad religiosa de Israel. Algunos apóstoles y mártires como Esteban y Jacobo fueron asesinados por dichas autoridades. Pedro, Juan y otros fueron azotados, etc.
  • Todavía hoy es peligroso ser judío de raza y convertirse al cristianismo en Israel, cuya TV se burla de Jesucristo (incluso representándolo como un ridículo muñeco crucificado). Ésta no es una "mancha" contra los judíos (es la condición humana y hubiera sucedido en cualquier parte).

7) El Estado de Israel no es, racialmente, el Israel bíblico. Está formado por los descendientes de una tribu del sur de Rusia, los jázaros, que se convirtieron al judaísmo y formaron los askenazis. Los verdaderos descendientes de raza de los judíos de la Biblia son lo
s semitas PALESTINOS, precisamente los que están siendo masacrados ahora mismo por el Estado de Israel. El segundo presidente de Israel, o sea David ben Gurion, hasta 1929 afirmaba que los palestinos árabes son los verdaderos descendientes de los judíos. Todavía en 1918 Ben Zvi y Ben Gurion escribieron juntos un libro donde se afirma que los palestinos son los auténticos descendientes de los judíos.
8) La ley y señal de los cristianos es el amor, la justicia, la solidaridad y la opción preferente por los pobres y débiles. Nuestra única patria es el Reino de Dios. Apoyar cualquier forma de genocidio es situarse al margen de la fe cristiana. Atribuir ese genocidio a una protección o bendición especial de Dios es una blasfemia y una calumnia contra Dios, y sólo alienta al ateísmo y a la repulsa contra la fe. Sólo debemos afirmar de Dios cosas que sean dignas de Su Naturaleza, de Su Santidad y de Su Majestad (así, las matanzas descritas en la Biblia son adulteraciones nacionalistas culturales; recordemos que la Biblia NO está dictada por Dios (al pie de la letra), sino INSPIRADA por Dios, lo que implica que el factor humano-cultural -con todas sus grandezas y miserias- no queda anulado).
Tenedlo en cuenta. Gabriel Wüldenmar Ortiz

+ Paz y Bien en Cristo Jesús. +

domingo, 8 de septiembre de 2013

CÓMO ENTENDER LA BIBLIA (y II)

¿CÓMO ENTENDER LA BIBLIA? (y II).

Por Gabriel Wüldenmar Ortiz (fragmento de mi obra “La Incansable llamada de Dios. La Revelación Universal. Origen y presencia del concepto de Dios”).
 Hay, pues, que distinguir, por un lado, entre las ideas religiosas de la Biblia, conformes a la perfección de la naturaleza divina (a un concepto moral y espiritualmente elevado de Dios) y, por otro, las miserias humanas (conjurando así el error o “ruido” moral de la Biblia). También debemos distinguir entre dichas ideas religiosas sublimes y la cosmovisión anticuada de aquellas culturas, es decir, sus creencias meramente circunstanciales y secundarias (conjurando así el error o “rudio” fáctico-científico de dicha obra). Al fin y al cabo, los autores bíblicos eran hijos de su tiempo y de su cultura e, incluso respecto a la Revelacion, sólo lenta e imperfectamente fueron viendo la verdad.


El gran Mahatma Gandhi ya había intuido, de forma totalmente independiente a nosotros, esta realidad. Así, escribió: "aunque creo que los libros fundamentales han sido inspirados, también han sufrido un proceso de filtrado doble. En primer lugar, fueron enunciados por un profeta humano; posteriormente, pasaron a través de los comentaristas de los profetas. Nada hay en ellos que proceda directamente de Dios... sólo Dios es inalterable, pero dado que Su mensaje es recibido por medio de los imperfectos seres humanos, siempre correrá el riesgo de resultar distorsionado en proporción al grado de pureza del medio que lo transmite".

Por supuesto, siempre hay malintencionados entrenados para detectar lo negativo y nunca lo positivo, cuando, en realidad, deben detectarse y separarse ambas cosas. En realidad, ambos elementos aparecen complejamente mezclados. Hay libros donde el nivel de ruido es muy alto y la señal muy baja, como en los cuatro últimos libros de la Torah (Pentateuco), pues Dios aparece cruel y obsesivamente ritualista. Hay libros en que el nivel de ruido es mediano, casi empatado con la señal, incluso tendiendo a ser bajo, como en los profetas (que defienden la justicia social y la pureza espiritual de parte de Dios, pero aún no están libres del nacionalismo judío, etc.). Y libros donde el nivel de ruido es muy bajo y la señal es muy alta (para los cristianos, el Nuevo Testamento, porque nos habla el propio Dios-Jesús).

¿Por qué Dios ha permitido esta contaminación? El mayor don que Dios nos ha dado es la libertad, sin ella ni siquiera el amor ni la fe tienen ningún sentido. Efectivamente, si obligo a alguien por la fuerza a que diga que me ama o que cree en mí, ni su “amor” ni su “fe” tienen valor alguno, porque son falsos, ¿por qué? porque no son libres. Por eso Dios, respetando nuestra libertad, no ha querido impedir las interferencias humanas en la Biblia y en la Revelación en general. Pero, al mismo tiempo nos ha dado a cada uno el maravilloso poder de distinguir la "señal" del "ruido". Simplemente pensando bien (lo mejor que podamos) sobre Él. Así de sencillo.

Esto es lo que hemos llamado la “Teología de la Excelencia”, que se enuncia en este sencillo precepto: pensemos siempre de Dios lo mejor que podamos concebir, lo más elevado que seamos capaces. Puede ser que acertemos (Dios nos ha dado el don de conocerle) o puede que no (pues Dios es infinitamente más de lo que podemos concebir), pero una cosa es cierta: estaremos más cerca de la Verdad que si pensamos algo menos bueno de Él. Veamos un caso práctico. El Modelo A presenta un Dios que comete crueldades (ej: ordenar el exterminio de bebés), el Modelo B supone que tales comportamientos no pueden proceder del mismo Dios que dice "No matarás", porque es Dios Amor. La Teología de la Excelencia nos pregunta ¿cuál es el modelo que presenta mejor y más dignamente a Dios conforme a su Santidad Infinita? Evidentemente, el B. Por tanto, podemos diferenciar lo que es digno de Dios (porque incluso va contra la bajeza moral e instintiva humana) y lo que no lo es (porque atenta contra su Santidad). Así podemos diferenciar en la Biblia lo que es de Dios y lo que es contaminación humana.


Efectivamente, es posible distinguir lo que es verdadera experiencia de Dios y lo que es añadido humano. Lo es conociendo el “estilo” de Dios y cuán diferente es del pensamiento humano. Las señales de la verdadera comunicación con Dios son: amor que no excluye a nadie, comprensión, bondad, compasión, fraternidad, libertad, universalidad, veracidad, razón, justicia solidaria, espiritualidad trascendente, antimaterialismo y relativización de lo mundano... Ahí podemos reconocer la verdadera comunicación con lo que Dios es y lo que constituye lo mejor de nosotros mismos. Donde veamos mezquindad, venganza, crueldad, cortedad de miras, arbitrariedad, bajeza moral, opresión, egoísmo, codicia, falsedad, partidismo, injusticia...podemos estar seguros de que ha intervenido la cicatera y miope mentalidad humana.  

(Más información en: http://lacasadelasabiduria.com/home/libros.php)


CÓMO ENTENDER LA BIBLIA (I)

¿CÓMO ENTENDER LA BIBLIA? (I)
Por Gabriel Wüldenmar Ortiz (fragmento de mi obra “La Incansable llamada de Dios. La Revelación Universal. Origen y presencia del concepto de Dios”).


En todo momento debemos tener presente que la inspiración procedente de Dios se percibe muchas veces como un sentimiento inefable de Él, que pierde mucho al ser expresado en palabras y que no anula bruscamente los sesgos culturales ni los aprendizajes previos de las personas. Sentir a Dios no garantiza expresarlo siempre correctamente, coma a coma, y menos cuando esa experiencia pasa por el filtro de la teología, la educación y la cultura de una determinada sociedad y época.

Así, la Biblia no puede ser considerada un conocimiento infalible comunicado directamente por Dios, sino la crónica humana de unos acontecimientos en que se puede ver la Revelación de Dios a través de la experiencia de un pueblo. Aunque pueda leerse como un tesoro de profundas intuiciones y enseñanzas religiosas, la Biblia tiene también un carácter humano, es el testimonio humano (con todos sus defectos) de la Revelación (con toda su elevación). No es por sí misma revelación, sino un texto humano (y por tanto falible) que da fe de acontecimientos revelatorios y de otros que no lo son, junto con sus diversas interpretaciones, simbolizaciones y especulaciones culturales (a menudo erradas).

Dios no se revela a través de la letra de un libro inerrante, sino del espíritu (muchas veces velado con un simbolismo profundo) que emana de la experiencia vital del pueblo de Israel y los profetas. De hecho, la interpretación literal de la Biblia data del inicio del fundamentalismo a comienzos del s XX, y constituye lo novedoso, frente a la tradición antigua y medieval que reconocía la existencia en ella de diferentes formas literarias y niveles de verdad, e interpretaba alegórica o figurativamente muchos pasajes. En esta línea continuaron los reformadores protestantes.

Esa actitud es la adecuada, porque en ninguna parte se pretende que la Biblia haya sido DICTADA por Dios letra a letra, sino INSPIRADA por Él. Esto implica que no se elimina el factor humano, psicológico, social, cultural (Dios nos ha dado nuestra libertad y la respeta). En la Teoría de la Comunicación se nos enseña que todo mensaje tiene dos partes: el "ruido" (las interferencias, perturbaciones, etc.) y la "señal" (el contenido significativo del mensaje). Como toda forma de comunicación (y la Revelación lo es), en la Biblia se mantienen ambos factores.

En todo lo humano que vehiculiza a lo Divino existen también interferencias, hay que distinguir el ruido inservible de la señal útil; esto ocurre con todos los libros espirituales, y la Biblia, como fruto de la acción humana, no es una excepción. Las miserias morales, los nacionalismos culturales, la parcialidad, la injusticia, la ignorancia, el error, etc. de los hombres están presentes en ella junto con la grandeza, profundidad y belleza de la Palabra Divina, y con el intento de aquellos de aprovecharse de Ésta para apoyar sus fines mezquinos o sus cosmovisiones erróneas.


En otras palabras: analizando la Biblia encontramos elementos moralmente poco edificantes: guerras de exterminio, matanzas, inmoralidades, nacionalismo exacerbado que pretende usar a Dios, etc. Esto es, evidentemente, "ruido" o "interferencias" humanas que hay que separar de la "señal" auténtica de Dios. Digamos que en la Biblia (como en cualquier otro libro religioso) los humanos, en nuestra miopía e ignorancia, a veces presentamos a Dios como ordenando o bendiciendo actos que evidentemente no pueden proceder de Él porque contradicen su Santidad y Grandeza. Debemos separar ese ruido de esa señal. Por no hacer bien esa distinción, los inquisidores católicos o protestantes, los actuales sionistas o los evangélicos del Pentágono pudieron y pueden hacer cosas como organizar guerras, torturar personas, fomentar las armas, tener esclavos, etc. y todo creyendo, al mismo tiempo, que están actuando de acuerdo con Dios, porque así lo presenta en ocasiones la Biblia.

(Más información en: http://lacasadelasabiduria.com/home/libros.php)

sábado, 18 de mayo de 2013

APOCALIPSIS: UNA LECTURA LITERAL

 APOCALIPSIS: UNA LECTURA LITERAL
 (por Gabriel Wüldenmar Ortiz).

Sin duda, una lectura sensata y correcta del Apocalipsis partirá de la mentalidad, el simbolismo, la cultura y los sucesos históricos del autor y época en que fue escrito. Debemos renunciar, pues, a una lectura literal del mismo, según nuestro pensamiento, cultura y circunstancias actuales, algo que olvidan los grupos fundamentalistas. Pero puede ser interesante, divertido y didáctico realizar una lectura literal del texto que intentaría responder a esta pregunta: Sin el contexto y el simbolismo adecuados, entendiendo el Apocalipsis como una narración de sucesos sobre el Fin del Mundo ¿qué secuencia de acontecimientos podría leer en él un lector de manera objetivo-literal? Hallaríamos tres elementos: Los sellos, las trompetas y las copas. Veamos:
La parte profética se inicia en 

LOS SELLOS
Primer Sello (caballo blanco): Imperio mundano siempre próspero y victorioso.
Segundo Sello (caballo rojo): Hay guerras.
Tercer Sello (caballo negro): Carestía, hambre, crisis económica.
Cuarto Sello (caballo verdoso): Muerte. Suma de guerra, hambre y peste.
Quinto Sello (Mártires): Primera persecución general contra los cristianos.
Sexto Sello: Una lluvia de meteoritos que provoca un efecto invernadero y varios seísmos, pero no llegan a destruir a la naturaleza, la ecología ni al hombre.
Séptimo Sello: Las trompetas

LAS TROMPETAS

            * Primera Trompeta: Segunda lluvia de meteoritos con graves daños ecológicos.
* Segunda Trompeta: Un gran meteorito cae al mar y causa graves daños en la ecología marina.
* Tercera Trompeta: Otro meteorito cae en zona continental y envenena grandes reservas de agua dulce.
* Cuarta Trompeta: El polvo proyectado a la atmósfera por los impactos disminuye 1/3 de la luz solar y de la visibilidad del firmamento.
* Quinta Trompeta: Epidemia no letal causada por los meteoritos que dura 5 meses con síntomas cutáneos, respiratorios, cardíacos, fiebre. Posible microorganismo extraterrestre de aspecto extraño.
* Sexta Trompeta: Guerra general convencional (grandes ejércitos, tanques, cañones). Segunda persecución contra los cristianos.
* Séptima Trompeta: Última predicación del Evangelio y nueva persecusión contra los cristianos. El TIEMPO FINAL HA LLEGADO.

SECUENCIAS DEL TIEMPO FINAL:
- El demonio-dragón-serpiente cae a la Tierra procedente del cielo tras ser derrotado allí en una batalla. Inmediatamente empieza otra persecución anticristiana.
- Un imperio – bestia del mar - (que recoge las características de los distintos imperios mundiales) se ha expandido, controla todo el planeta y recibe el poder del demonio. Todos los pueblos la alaban y siguen, pues se ha recuperado de las mortales heridas anteriores. Propaga el ateísmo, se autodiviniza y persigue a los cristianos.
- Una ideología o falsa religión tecnológica anti-Dios – bestia de la tierra - hace propaganda y prodigios para que todos adoren al imperio. Gran poder tecnológico (bélico, hologramas, robótica).
- Mercado único o globalización económica. Toda persona debe ser marcada con un sistema tecnológico en la mano derecha o la frente para poder acceder a cualquier bien de consumo. Esa marca contiene el nombre del imperio.
- Se anuncia la hora del juicio final. Empieza el juicio sobre las naciones que forman y sirven al imperio. Se manifiesta como SIETE PLAGAS O SIETE COPAS.

LAS COPAS
* Primera copa: plaga ulcerosa y maligna a los que llevan el sistema tecnológico implantado.
* Segunda copa: contaminación y destrucción general del ecosistema marino.
* Tercera copa: la contaminación se extiende a las aguas dulces continentales.
* Cuarta copa: Aumento grave de la actividad solar o debilitamiento del sistema de protección atmosférica, con graves consecuencia, aumento sofocante de las temperaturas.
* Quinta copa: Posiblemente un atentado o ataque produce densísimas nubes de humo en la capital del imperio global. Será un excusa para la guerra.
* Sexta copa: Gran invasión procedente de Oriente. El imperio convoca por todas partes con medios tecnológicos a distancia a todas sus fuerzas y aliados para la guerra, que tendrá su episodio final en el Valle de Meggido (Israel).
* Séptima copa: Gran destrucción por fuego, terremotos indescriptibles, vulcanismo, cambios geológicos, destrucción de gran parte del imperio. ¿Posible ataque nuclear? La capital del imperio, famosa por sus lujos y persecuciones, ha tenido diez gobernantes, pero durante la guerra se empieza a resquebrajar su dominio sobre las naciones del mundo. Fin de la globalización. Entonces, la gran capital del imperio capitalista, sometida a pestes y hambres por la guerra, es destruida entre fuego y un gran resplandor en una hora (¿ataque nuclear?). Hundimiento total del sistema capitalista de lujos, derroches y consumismo.
El líder y su jefe de propaganda han escapado de la capital, reúnen su ejército para un combate final, pero todos ellos son batidos por fuego por una fuerza celeste que representa el bien. El dragón demonio procedente del cielo que había dado el poder final al líder del imperio, es detenido y puesto en prisión. Las fuerzas del bien celebran su victoria y recuperan a sus caídos.
Sin embargo, por alguna razón, pasado mucho tiempo el demonio-dragón sale de prisión y reorganiza sus fuerzas neopaganas, especialmente en Oriente y presentan de nuevo batalla cerca de Jerusalén, pero nuevamente son batidos por fuego aéreo. Victoria definitiva del las fuerzas del bien. Llega un mundo mejor, próspero, sin mal alguno, organizado en torno a Dios y a valores de paz, justicia y rectitud. El Reino de Dios se ha hecho realidad.
(Más información en: http://lacasadelasabiduria.com/home/libros.php)

sábado, 9 de marzo de 2013

¿SON INEXPLICABLES LOS ORBES?


¿SON INEXPLICABLES LOS ORBES?
            Por Gabriel Wüldenmar Ortiz.

Justo cuando, inexplicablemente, un detector de campos electromagnéticos empezó a emitir lecturas anómalamente elevadas, Steve Parsons y su equipo de investigadores de Parascience tomaron fotografías digitales con flash con una Sony de 800 mil píxeles en un lugar presuntamente encantado en 1998. Obtuvieron varias imágenes de orbes que el fabricante (Sony UK) descartó que se debiera a defectos de la cámara. Obtuvieron resultados parecidos en condiciones similares (al activarse el detector de campos electromagnéticos) con una Fuji de un millón de píxeles en una escuela. ¿Una corroboración técnica de la paranormalidad de los orbes? No. Desgraciadamente, estos investigadores descubrieron, meses después, que un equipo eléctrico que se hallaba en el armario de una habitación cercana producía al azar erróneas y transitorias lecturas elevadas en los campos electromagnéticos.

Parsons descubrió interesantes constantes en el fenómeno de los orbes. 1) Su luz era reflectante como la del flash de una cámara, 2) aparecían casi únicamente cuando se usaba el flash incorporado o con modo luz nocturna activado, 3) Tras realizar 10.000 fotografías, comprobó que los orbes se producían al azar en cualquier localización (con historial paranormal o no), 4) las fotos hechas con cámaras Fuji y Kodak presentaban un 20% más de orbes que las realizadas con cámaras Nikon o Canon, 5) cuanto más barata era la cámara (da igual el fabricante) más probabilidades tenía de captar orbes, 6) cuanto más pequeña era la cámara (da igual el precio) más fácil era captar orbes.

Para Parsons estaba claro: no es un fenómeno paranormal. Es polvo en suspensión o gotas de humedad fuera de la cámara o sobre el objetivo, generalmente iluminado directa o indirectamente por el flash de la cámara, por eso aparecen desenfocadas pero más luminosas las que están más cerca y mejor definidas y apagadas las más lejanas. Un informe de FujiFilm (2009) confirma este veredicto. Por su parte, Maurice Townsend, del grupo de investigación parapsicológica ASSAP (2007) consiguió reproducir orbes esparciendo polvo de talco o agua delante de las cámaras en el momento de disparar con flash.

Parsons realizó nuevos experimentos (2009-2010) en 20 lugares “encantados” de Irlanda e Inglaterra con una Fijifilm FinePix W1 3D, capaz de obtener dos imágenes en cada disparo. En total se lograron 1870 pares de imágenes; 630 pares presentaban orbes. De ellas, en 491 sólo en una de las fotos aparecía algún orbe, y no en su foto-pareja. En el resto (139 parejas de imágenes) había orbes en las dos fotos-pareja, pero sus posiciones revelaron que eran anomalías no vinculadas entre sí. La conclusión es que se trata solamente de polvo u otras partículas en suspensión frente a la cámara que reflejan el flash y que, claramente, se trata de un fenómeno normal y explicable.

¿Qué podemos aprender de todo esto? En primer lugar, es un buen ejemplo de cómo la investigación paranormal seria y tenaz (nada que ver con el ocultismo, el fanatismo newage ni la actividad especulativa de pseudo-investigadores no cualificados) puede ser metódica y no necesariamente tiene que llegar a conclusiones “paranormales” o sensacionalistas. En segundo lugar, que la investigación paranormal puede impulsar y mejorar el conocimiento de otros campos de la ciencia (en este caso, la óptica y la tecnología digital). Tercero: que la voluntad de creerse “elegidos” en comunicación con espíritus, hadas, elementales, etc. será, para muchos, más fuerte que cualquier evidencia.

(Más información en: http://lacasadelasabiduria.com/home/libros.php
)