domingo, 8 de septiembre de 2013

CÓMO ENTENDER LA BIBLIA (y II)

¿CÓMO ENTENDER LA BIBLIA? (y II).

Por Gabriel Wüldenmar Ortiz (fragmento de mi obra “La Incansable llamada de Dios. La Revelación Universal. Origen y presencia del concepto de Dios”).
 Hay, pues, que distinguir, por un lado, entre las ideas religiosas de la Biblia, conformes a la perfección de la naturaleza divina (a un concepto moral y espiritualmente elevado de Dios) y, por otro, las miserias humanas (conjurando así el error o “ruido” moral de la Biblia). También debemos distinguir entre dichas ideas religiosas sublimes y la cosmovisión anticuada de aquellas culturas, es decir, sus creencias meramente circunstanciales y secundarias (conjurando así el error o “rudio” fáctico-científico de dicha obra). Al fin y al cabo, los autores bíblicos eran hijos de su tiempo y de su cultura e, incluso respecto a la Revelacion, sólo lenta e imperfectamente fueron viendo la verdad.


El gran Mahatma Gandhi ya había intuido, de forma totalmente independiente a nosotros, esta realidad. Así, escribió: "aunque creo que los libros fundamentales han sido inspirados, también han sufrido un proceso de filtrado doble. En primer lugar, fueron enunciados por un profeta humano; posteriormente, pasaron a través de los comentaristas de los profetas. Nada hay en ellos que proceda directamente de Dios... sólo Dios es inalterable, pero dado que Su mensaje es recibido por medio de los imperfectos seres humanos, siempre correrá el riesgo de resultar distorsionado en proporción al grado de pureza del medio que lo transmite".

Por supuesto, siempre hay malintencionados entrenados para detectar lo negativo y nunca lo positivo, cuando, en realidad, deben detectarse y separarse ambas cosas. En realidad, ambos elementos aparecen complejamente mezclados. Hay libros donde el nivel de ruido es muy alto y la señal muy baja, como en los cuatro últimos libros de la Torah (Pentateuco), pues Dios aparece cruel y obsesivamente ritualista. Hay libros en que el nivel de ruido es mediano, casi empatado con la señal, incluso tendiendo a ser bajo, como en los profetas (que defienden la justicia social y la pureza espiritual de parte de Dios, pero aún no están libres del nacionalismo judío, etc.). Y libros donde el nivel de ruido es muy bajo y la señal es muy alta (para los cristianos, el Nuevo Testamento, porque nos habla el propio Dios-Jesús).

¿Por qué Dios ha permitido esta contaminación? El mayor don que Dios nos ha dado es la libertad, sin ella ni siquiera el amor ni la fe tienen ningún sentido. Efectivamente, si obligo a alguien por la fuerza a que diga que me ama o que cree en mí, ni su “amor” ni su “fe” tienen valor alguno, porque son falsos, ¿por qué? porque no son libres. Por eso Dios, respetando nuestra libertad, no ha querido impedir las interferencias humanas en la Biblia y en la Revelación en general. Pero, al mismo tiempo nos ha dado a cada uno el maravilloso poder de distinguir la "señal" del "ruido". Simplemente pensando bien (lo mejor que podamos) sobre Él. Así de sencillo.

Esto es lo que hemos llamado la “Teología de la Excelencia”, que se enuncia en este sencillo precepto: pensemos siempre de Dios lo mejor que podamos concebir, lo más elevado que seamos capaces. Puede ser que acertemos (Dios nos ha dado el don de conocerle) o puede que no (pues Dios es infinitamente más de lo que podemos concebir), pero una cosa es cierta: estaremos más cerca de la Verdad que si pensamos algo menos bueno de Él. Veamos un caso práctico. El Modelo A presenta un Dios que comete crueldades (ej: ordenar el exterminio de bebés), el Modelo B supone que tales comportamientos no pueden proceder del mismo Dios que dice "No matarás", porque es Dios Amor. La Teología de la Excelencia nos pregunta ¿cuál es el modelo que presenta mejor y más dignamente a Dios conforme a su Santidad Infinita? Evidentemente, el B. Por tanto, podemos diferenciar lo que es digno de Dios (porque incluso va contra la bajeza moral e instintiva humana) y lo que no lo es (porque atenta contra su Santidad). Así podemos diferenciar en la Biblia lo que es de Dios y lo que es contaminación humana.


Efectivamente, es posible distinguir lo que es verdadera experiencia de Dios y lo que es añadido humano. Lo es conociendo el “estilo” de Dios y cuán diferente es del pensamiento humano. Las señales de la verdadera comunicación con Dios son: amor que no excluye a nadie, comprensión, bondad, compasión, fraternidad, libertad, universalidad, veracidad, razón, justicia solidaria, espiritualidad trascendente, antimaterialismo y relativización de lo mundano... Ahí podemos reconocer la verdadera comunicación con lo que Dios es y lo que constituye lo mejor de nosotros mismos. Donde veamos mezquindad, venganza, crueldad, cortedad de miras, arbitrariedad, bajeza moral, opresión, egoísmo, codicia, falsedad, partidismo, injusticia...podemos estar seguros de que ha intervenido la cicatera y miope mentalidad humana.   

CÓMO ENTENDER LA BIBLIA (I)

¿CÓMO ENTENDER LA BIBLIA? (I)
Por Gabriel Wüldenmar Ortiz (fragmento de mi obra “La Incansable llamada de Dios. La Revelación Universal. Origen y presencia del concepto de Dios”).


En todo momento debemos tener presente que la inspiración procedente de Dios se percibe muchas veces como un sentimiento inefable de Él, que pierde mucho al ser expresado en palabras y que no anula bruscamente los sesgos culturales ni los aprendizajes previos de las personas. Sentir a Dios no garantiza expresarlo siempre correctamente, coma a coma, y menos cuando esa experiencia pasa por el filtro de la teología, la educación y la cultura de una determinada sociedad y época.

Así, la Biblia no puede ser considerada un conocimiento infalible comunicado directamente por Dios, sino la crónica humana de unos acontecimientos en que se puede ver la Revelación de Dios a través de la experiencia de un pueblo. Aunque pueda leerse como un tesoro de profundas intuiciones y enseñanzas religiosas, la Biblia tiene también un carácter humano, es el testimonio humano (con todos sus defectos) de la Revelación (con toda su elevación). No es por sí misma revelación, sino un texto humano (y por tanto falible) que da fe de acontecimientos revelatorios y de otros que no lo son, junto con sus diversas interpretaciones, simbolizaciones y especulaciones culturales (a menudo erradas).

Dios no se revela a través de la letra de un libro inerrante, sino del espíritu (muchas veces velado con un simbolismo profundo) que emana de la experiencia vital del pueblo de Israel y los profetas. De hecho, la interpretación literal de la Biblia data del inicio del fundamentalismo a comienzos del s XX, y constituye lo novedoso, frente a la tradición antigua y medieval que reconocía la existencia en ella de diferentes formas literarias y niveles de verdad, e interpretaba alegórica o figurativamente muchos pasajes. En esta línea continuaron los reformadores protestantes.

Esa actitud es la adecuada, porque en ninguna parte se pretende que la Biblia haya sido DICTADA por Dios letra a letra, sino INSPIRADA por Él. Esto implica que no se elimina el factor humano, psicológico, social, cultural (Dios nos ha dado nuestra libertad y la respeta). En la Teoría de la Comunicación se nos enseña que todo mensaje tiene dos partes: el "ruido" (las interferencias, perturbaciones, etc.) y la "señal" (el contenido significativo del mensaje). Como toda forma de comunicación (y la Revelación lo es), en la Biblia se mantienen ambos factores.

En todo lo humano que vehiculiza a lo Divino existen también interferencias, hay que distinguir el ruido inservible de la señal útil; esto ocurre con todos los libros espirituales, y la Biblia, como fruto de la acción humana, no es una excepción. Las miserias morales, los nacionalismos culturales, la parcialidad, la injusticia, la ignorancia, el error, etc. de los hombres están presentes en ella junto con la grandeza, profundidad y belleza de la Palabra Divina, y con el intento de aquellos de aprovecharse de Ésta para apoyar sus fines mezquinos o sus cosmovisiones erróneas.


En otras palabras: analizando la Biblia encontramos elementos moralmente poco edificantes: guerras de exterminio, matanzas, inmoralidades, nacionalismo exacerbado que pretende usar a Dios, etc. Esto es, evidentemente, "ruido" o "interferencias" humanas que hay que separar de la "señal" auténtica de Dios. Digamos que en la Biblia (como en cualquier otro libro religioso) los humanos, en nuestra miopía e ignorancia, a veces presentamos a Dios como ordenando o bendiciendo actos que evidentemente no pueden proceder de Él porque contradicen su Santidad y Grandeza. Debemos separar ese ruido de esa señal. Por no hacer bien esa distinción, los inquisidores católicos o protestantes, los actuales sionistas o los evangélicos del Pentágono pudieron y pueden hacer cosas como organizar guerras, torturar personas, fomentar las armas, tener esclavos, etc. y todo creyendo, al mismo tiempo, que están actuando de acuerdo con Dios, porque así lo presenta en ocasiones la Biblia. 

sábado, 18 de mayo de 2013

APOCALIPSIS: UNA LECTURA LITERAL

 APOCALIPSIS: UNA LECTURA LITERAL
 (por Gabriel Wüldenmar Ortiz).

Sin duda, una lectura sensata y correcta del Apocalipsis partirá de la mentalidad, el simbolismo, la cultura y los sucesos históricos del autor y época en que fue escrito. Debemos renunciar, pues, a una lectura literal del mismo, según nuestro pensamiento, cultura y circunstancias actuales, algo que olvidan los grupos fundamentalistas. Pero puede ser interesante, divertido y didáctico realizar una lectura literal del texto que intentaría responder a esta pregunta: Sin el contexto y el simbolismo adecuados, entendiendo el Apocalipsis como una narración de sucesos sobre el Fin del Mundo ¿qué secuencia de acontecimientos podría leer en él un lector de manera objetivo-literal? Hallaríamos tres elementos: Los sellos, las trompetas y las copas. Veamos:
La parte profética se inicia en 

LOS SELLOS
Primer Sello (caballo blanco): Imperio mundano siempre próspero y victorioso.
Segundo Sello (caballo rojo): Hay guerras.
Tercer Sello (caballo negro): Carestía, hambre, crisis económica.
Cuarto Sello (caballo verdoso): Muerte. Suma de guerra, hambre y peste.
Quinto Sello (Mártires): Primera persecución general contra los cristianos.
Sexto Sello: Una lluvia de meteoritos que provoca un efecto invernadero y varios seísmos, pero no llegan a destruir a la naturaleza, la ecología ni al hombre.
Séptimo Sello: Las trompetas

LAS TROMPETAS

            * Primera Trompeta: Segunda lluvia de meteoritos con graves daños ecológicos.
* Segunda Trompeta: Un gran meteorito cae al mar y causa graves daños en la ecología marina.
* Tercera Trompeta: Otro meteorito cae en zona continental y envenena grandes reservas de agua dulce.
* Cuarta Trompeta: El polvo proyectado a la atmósfera por los impactos disminuye 1/3 de la luz solar y de la visibilidad del firmamento.
* Quinta Trompeta: Epidemia no letal causada por los meteoritos que dura 5 meses con síntomas cutáneos, respiratorios, cardíacos, fiebre. Posible microorganismo extraterrestre de aspecto extraño.
* Sexta Trompeta: Guerra general convencional (grandes ejércitos, tanques, cañones). Segunda persecución contra los cristianos.
* Séptima Trompeta: Última predicación del Evangelio y nueva persecusión contra los cristianos. El TIEMPO FINAL HA LLEGADO.

SECUENCIAS DEL TIEMPO FINAL:
- El demonio-dragón-serpiente cae a la Tierra procedente del cielo tras ser derrotado allí en una batalla. Inmediatamente empieza otra persecución anticristiana.
- Un imperio – bestia del mar - (que recoge las características de los distintos imperios mundiales) se ha expandido, controla todo el planeta y recibe el poder del demonio. Todos los pueblos la alaban y siguen, pues se ha recuperado de las mortales heridas anteriores. Propaga el ateísmo, se autodiviniza y persigue a los cristianos.
- Una ideología o falsa religión tecnológica anti-Dios – bestia de la tierra - hace propaganda y prodigios para que todos adoren al imperio. Gran poder tecnológico (bélico, hologramas, robótica).
- Mercado único o globalización económica. Toda persona debe ser marcada con un sistema tecnológico en la mano derecha o la frente para poder acceder a cualquier bien de consumo. Esa marca contiene el nombre del imperio.
- Se anuncia la hora del juicio final. Empieza el juicio sobre las naciones que forman y sirven al imperio. Se manifiesta como SIETE PLAGAS O SIETE COPAS.

LAS COPAS
* Primera copa: plaga ulcerosa y maligna a los que llevan el sistema tecnológico implantado.
* Segunda copa: contaminación y destrucción general del ecosistema marino.
* Tercera copa: la contaminación se extiende a las aguas dulces continentales.
* Cuarta copa: Aumento grave de la actividad solar o debilitamiento del sistema de protección atmosférica, con graves consecuencia, aumento sofocante de las temperaturas.
* Quinta copa: Posiblemente un atentado o ataque produce densísimas nubes de humo en la capital del imperio global. Será un excusa para la guerra.
* Sexta copa: Gran invasión procedente de Oriente. El imperio convoca por todas partes con medios tecnológicos a distancia a todas sus fuerzas y aliados para la guerra, que tendrá su episodio final en el Valle de Meggido (Israel).
* Séptima copa: Gran destrucción por fuego, terremotos indescriptibles, vulcanismo, cambios geológicos, destrucción de gran parte del imperio. ¿Posible ataque nuclear? La capital del imperio, famosa por sus lujos y persecuciones, ha tenido diez gobernantes, pero durante la guerra se empieza a resquebrajar su dominio sobre las naciones del mundo. Fin de la globalización. Entonces, la gran capital del imperio capitalista, sometida a pestes y hambres por la guerra, es destruida entre fuego y un gran resplandor en una hora (¿ataque nuclear?). Hundimiento total del sistema capitalista de lujos, derroches y consumismo.
El líder y su jefe de propaganda han escapado de la capital, reúnen su ejército para un combate final, pero todos ellos son batidos por fuego por una fuerza celeste que representa el bien. El dragón demonio procedente del cielo que había dado el poder final al líder del imperio, es detenido y puesto en prisión. Las fuerzas del bien celebran su victoria y recuperan a sus caídos.
Sin embargo, por alguna razón, pasado mucho tiempo el demonio-dragón sale de prisión y reorganiza sus fuerzas neopaganas, especialmente en Oriente y presentan de nuevo batalla cerca de Jerusalén, pero nuevamente son batidos por fuego aéreo. Victoria definitiva del las fuerzas del bien. Llega un mundo mejor, próspero, sin mal alguno, organizado en torno a Dios y a valores de paz, justicia y rectitud. El Reino de Dios se ha hecho realidad.

sábado, 9 de marzo de 2013

¿SON INEXPLICABLES LOS ORBES?


¿SON INEXPLICABLES LOS ORBES?
            Por Gabriel Wüldenmar Ortiz.

Justo cuando, inexplicablemente, un detector de campos electromagnéticos empezó a emitir lecturas anómalamente elevadas, Steve Parsons y su equipo de investigadores de Parascience tomaron fotografías digitales con flash con una Sony de 800 mil píxeles en un lugar presuntamente encantado en 1998. Obtuvieron varias imágenes de orbes que el fabricante (Sony UK) descartó que se debiera a defectos de la cámara. Obtuvieron resultados parecidos en condiciones similares (al activarse el detector de campos electromagnéticos) con una Fuji de un millón de píxeles en una escuela. ¿Una corroboración técnica de la paranormalidad de los orbes? No. Desgraciadamente, estos investigadores descubrieron, meses después, que un equipo eléctrico que se hallaba en el armario de una habitación cercana producía al azar erróneas y transitorias lecturas elevadas en los campos electromagnéticos.

Parsons descubrió interesantes constantes en el fenómeno de los orbes. 1) Su luz era reflectante como la del flash de una cámara, 2) aparecían casi únicamente cuando se usaba el flash incorporado o con modo luz nocturna activado, 3) Tras realizar 10.000 fotografías, comprobó que los orbes se producían al azar en cualquier localización (con historial paranormal o no), 4) las fotos hechas con cámaras Fuji y Kodak presentaban un 20% más de orbes que las realizadas con cámaras Nikon o Canon, 5) cuanto más barata era la cámara (da igual el fabricante) más probabilidades tenía de captar orbes, 6) cuanto más pequeña era la cámara (da igual el precio) más fácil era captar orbes.

Para Parsons estaba claro: no es un fenómeno paranormal. Es polvo en suspensión o gotas de humedad fuera de la cámara o sobre el objetivo, generalmente iluminado directa o indirectamente por el flash de la cámara, por eso aparecen desenfocadas pero más luminosas las que están más cerca y mejor definidas y apagadas las más lejanas. Un informe de FujiFilm (2009) confirma este veredicto. Por su parte, Maurice Townsend, del grupo de investigación parapsicológica ASSAP (2007) consiguió reproducir orbes esparciendo polvo de talco o agua delante de las cámaras en el momento de disparar con flash.

Parsons realizó nuevos experimentos (2009-2010) en 20 lugares “encantados” de Irlanda e Inglaterra con una Fijifilm FinePix W1 3D, capaz de obtener dos imágenes en cada disparo. En total se lograron 1870 pares de imágenes; 630 pares presentaban orbes. De ellas, en 491 sólo en una de las fotos aparecía algún orbe, y no en su foto-pareja. En el resto (139 parejas de imágenes) había orbes en las dos fotos-pareja, pero sus posiciones revelaron que eran anomalías no vinculadas entre sí. La conclusión es que se trata solamente de polvo u otras partículas en suspensión frente a la cámara que reflejan el flash y que, claramente, se trata de un fenómeno normal y explicable.

¿Qué podemos aprender de todo esto? En primer lugar, es un buen ejemplo de cómo la investigación paranormal seria y tenaz (nada que ver con el ocultismo, el fanatismo newage ni la actividad especulativa de pseudo-investigadores no cualificados) puede ser metódica y no necesariamente tiene que llegar a conclusiones “paranormales” o sensacionalistas. En segundo lugar, que la investigación paranormal puede impulsar y mejorar el conocimiento de otros campos de la ciencia (en este caso, la óptica y la tecnología digital). Tercero: que la voluntad de creerse “elegidos” en comunicación con espíritus, hadas, elementales, etc. será, para muchos, más fuerte que cualquier evidencia.

miércoles, 13 de febrero de 2013

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LAS CARAS DE BÉLMEZ.


CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LAS CARAS DE BÉLMEZ.
Por Gabriel Wüldenmar Ortiz.

En plena crisis, se aprueba casi un millón de euros de fondos públicos para un centro de interpretación de las Caras de Bélmez de la Moraleda (Jaén). Me parece, como mínimo, inadecuado, inoportuno y apresurado, no sólo por la penosa situación de muchas familias, sino porque se trata de un caso que presenta muchas irregularidades y tantos puntos oscuros como escasa voluntad de algunos "investigadores" para aclararlos cuando se les solicita información durante interminables meses ¿por qué ese oscurantismo, dando largas, actitudes desconfiadas y excusas de todo tipo?. ¿Hay algo qué ocultar o qué perder?

Se dice que el primer rostro apareció un 23 de agosto y se parecía al Cristo de la Vida y al Santo Rostro, imágenes de Cristo muy famosas en la provincia de Jaén y cuya fiesta se celebra el 20 al 22 de agosto, y al dueño le llamaban “el obispo”. Siendo así ¿podría tratarse de una broma que se escapó de control? ¿Por qué al marido de María Gómez Cámara le llamaban “el Obispo”?

A esta primera cara la denominaron pronto “La Pava” ¿Cuándo y quién le denominó así por primera vez? (este dato es importante porque a partir de ese momento quedaría eliminada la interpretación religiosa y empezaría otra alternativa (burlesca, paranormal).

¿Qué pensar de la supuesta relación de “amistad” entre María Gómez Cámara y el hijo del fotógrafo local, Jesús Miguel Rodríguez de la Torre, al que se ha atribuido la autoría fraudulenta de las primeras de las caras (por entonces la familia cobraba entrada a la casa de las caras y vendía fotografías a precio módico)? ¿De pudo obtener, presuntamente el citado Jesús Miguel Rodríguez de la Torre 600.000 Pts por entonces, pese a que inmediatamente antes no tenía ningún dinero? ¿Se ha localizado e investigado a esta persona o sus descendientes? ¿Por qué no se dice nada de esto?

¿Qué participación en el asunto pudo tener el ingeniero agrónomo y hermano del supuesto artista, señor Jesús José Martínez Romero, al que se señala como presunto suministrador de sustancias químicas a las que algunos atribuyen la creación de las caras? ¿Se ha localizado e investigado a esta persona o sus descendientes? ¿Por qué no? ¿Se han puesto los investigadores en contacto con la Guardia Civil para ver si entre sus documentos o recuerdos de entonces hay algo que esclarezca el asunto?

¿Son auténticas las caras supuestamente aparecidas en la segunda casa (Calle Cervantes)? De no ser así ¿conocen los investigadores que siempre han estado relacionados con todo aquello quién pudo trucarlas y cómo?

Los autores del libro “Tumbas sin Nombre” han pretendido demostrar con medios informáticos que las caras de Bélmez corresponden a familiares de la dueña de la casa fallecidos trágicamente en la Guerra Civil. ¿Qué pensar de las declaraciones radiofónicas de uno de los autores del trabajo informático que fundamenta la tesis de dicho libro, concretamente el señor Rafael Cabello, acerca de que se eliminó en el libro información que, de haberse incluido, mostraría que el supuesto parecido entre los familiares de María difuntos y las caras es de sólo el 8% o menos? ¿Qué opinión merecen las declaraciones del citado Rafael Cabello acerca de que las fotos de los familiares le fueron entregadas previamente manipuladas (ej.: el guardia civil le fue entregado con el bigote para abajo y la boca deformada, cuando en el original no era así)?.
Sospechoso, muy sospechoso…

martes, 11 de septiembre de 2012

¿POR QUÉ NO EXISTEN NIBIRU NI LOS ANUNAKIS? (y II)


¿POR QUÉ NO EXISTEN NIBIRU NI LOS ANUNAKIS? (y II). Por Gabriel Wüldenmar
2.- LOS ANUNAKI

a) Los dioses sumerios no venían de las estrellas, sino que eran las propias estrellas de las tres franjas celestes, como deja claro el texto sumerio Mul Apin.

b) Los “anunaki” no son astronautas muy avanzados, el término no significa “aquellos que bajaron del cielo a la tierra”, sino “los poderosos del agua” (Morris Jastrow, “La Religión de Babilonia y Asiria”, 1898). Eran príncipes humanos que dominaban la tercera faja del cielo sumerio, las “aguas”, es decir el mundo terrestre (igigi eran los celestiales, anunaki los terrestres). No pueden ser los dioses celestiales, porque en textos sumerios como “El Ganado y el Grano” se explica que los dioses Anu, Enlil, Enki, Ninursag, etc. existían antes que los anunaki. Explica que los anunaki fueron creados, que ignoraban la fabricación del pan y el uso de vestidos, comían hierbas y bebían agua de cualquier sitio. “La Leyenda de Adapa” explica que Adapa, el primer hombre civilizado, era un anunaki. Los anunaki eran pues, en realidad, humanos corrientes que llegaron a ser príncipes.

c) Se dice que los anunaki son gigantes de más de 2 metros, mucho mayores que los humanos, porque así viene representado en grabados y frisos. Pero esas representaciones no pueden tomarse al pie de la letra como señal de estatura, pues esos pueblos representaban de mayor tamaño cuanta mayor autoridad tuvieran los personajes representados. Así los esclavos o los prisioneros eran representados muy pequeños (diminutos) y los reyes humanos enormes, lo que evidentemente no podía corresponder a estaturas reales.

d) Se dice que vinieron a la Tierra en busca de oro, porque lo necesitaban para reparar la atmósfera de Nibiru, pues su capa de ozono era muy débil y entraba demasiada radiación UV. Pero un planeta a esa distancia tendría el problema contrario: falta de radiación solar. Crear una capa de polvo de oro para protegerse del sol en un planeta que es tan oscuro como sería Nibiru sería absurdo. Decir que los asteroides están llenos de oro es contrario a la evidencia.

e) Se dice que se establecieron en Sumeria y Golfo Pérsico porque con su alta tecnología descubrieron la gran riqueza de la zona en oro. Pero no es ni ha sido jamás una zona especialmente rica en oro comparada con otras muchas zonas que ellos podrían haber detectado si tuvieran tal tecnología.

f) Se dice que allí en Sumeria crearon bases extraterrestres hace más de 400 mil años. En realidad, sólo contienen monumentos de barro de hace pocos milenios

g) La supuesta simetría matemática hallada por Zitchin sobre el mapa de Sumeria sólo funciona si uno escoge ciertas ciudades y desprecia otras para que cuadre. De lo contrario, sus líneas y ángulos no se cumplen.

h) Se dice que estos seres (que debían ser pésimos astronautas porque les aterrorizó una simple puesta de sol) crearon al hombre por un método que resulta ser absurdo. No tiene ningún sentido biológico que al mezclar macho anunaki con hembra terrestre salgan seres-mono, mientras que al mezclar padre terrestre con madre annunaki salgan seres inteligentes de una especie diferente.

Las diferencias genéticas bruscas que se aprecian en el Hombre con respecto al mono no pueden ser el resultado de mezclar a los anunaki con los homo erectus, pues tales diferencias ya estaban presentes en estos, así como en todos los miembros del género Homo.

Los cráneos peruanos exhibidos como anunakis no son sino de personas que sufrieron desde niños el alargamiento artificial de sus cráneos con tablillas (costumbre de varias tribus). Esto provocaba un incremento de capacidad craneal porque el cerebro necesita un mínimo de espacio horizontal que no se compensa con el alargamiento. Para compensar las distancias elongadas, los huesos de las órbitas oculares se harían mayores. Nada tiene que ver con anunakis, el resto de sus características son convencionales.

¿Cómo podrían combinarse el semen de los annunaki, un poderoso corrosivo venenoso (incluso para los propios annunakis, siempre según Sitchin), con los óvulos humanos?

Por otra parte, una civilización mucho más desarrollada que la nuestra ya sabría practicar reproducción "in vitro" y no "in vivo". Hay otros muchos errores en esta historia, que muestran la poca seriedad de la misma. Un ejemplo es decir que los toros fueron creados después del diluvio con fines agrícola, hace 9 mil años, por parte de Ninurta, es absurdo, porque sabemos que existen bóvidos desde el Eoceno, hace decenas de millones de años.

No menos ridículo es el caso de la diosa Ninhursag, que según Sitchin, era una bella joven y doctora en medicina (jefe médico de los annunaki) cuando llegó a la Tierra, pero con los años se puso muy gorda y por eso la llamaban “la vaca”. Menuda medicina avanzada y menudo ejemplo de un jefe médico.

De la misma forma, usan cohetes tipo NASA años 60-70, que no le servirían para venir desde el espacio. También construyen un barco de juncos para explorar los pantanos (no sabemos dónde han dejado su poderosa tecnología). Así también les llevó un “sha” (periodo orbital de 3600 años) pulverizar el oro recolectado y otro más realizar pruebas preeliminares, lo que sería absurdo para un pueblo avanzado.

i) Por último, cabe preguntarnos, todo este montaje, que está generando una nueva religión (con notable odio hacia la tradiciones judía y cristiana), ¿para qué? Si uno examina bien las tesis de Sitchin se da cuenta que está diseñada para difundir la tesis masónica de que Lucifer (con el que identifica se identifica a Enki, “creador”, instructor, benefactor, salvador y protector del hombre, perteneciente a la “hermandad de la serpiente”; su símbolo era la serpiente) es el verdadero dios injustamente destronado e injustamente mal considerado. Es el viejo mito luciferino masónico: quitar a Dios Yaweh para adorar a Lucifer, la serpiente del Génesis. Por algo se dice que estos seres eran “Sirr” (= gran serpiente). Una prueba más de su carácter demoníaco es que las ceremonias de estos seres se basan en la tortura, el miedo, el satanismo. Nótese que Sitchin masón grado 33, algo reconocido por David Parcerisa, uno de sus mayores devotos (http://todoestarelacionado.wordpress.com/2011/10/14/annunakis/).

¿POR QUÉ NO EXISTEN NIBIRU NI LOS ANUNAKIS? (I)


¿POR QUÉ NO EXISTEN NIBIRU NI LOS ANUNAKIS? (I). Por Gabriel Wüldenmar
1.- NIBIRU

a) Nibiru no existe como planeta en los mitos mesopotámicos, es un mito moderno. Los sumerios denominaban con este nombre a una combinación de posiciones de Mercurio (orto) con Júpiter (a 30º sobre el horizonte), como lo explica literalmente el texto sumerio Mul Apin. El texto afirma que lo que se denomina Nibiru es en ciertos momentos una denominación para Mercurio y en otras para Júpiter. De hecho, la estrella visible en pleno campo no es Nibiru sino Apin, la estrella primaveral que da inicio a las tareas agrícolas. Por eso Apin se llama Mul (estrella) y no “planeta”.

De hecho, toda la cosmología de Sitchin es una pura confusión y caos.Según Sitchin, Kingú es la luna, Mummu es Mercurio, Lahmu es Venus, Lahamu es Marte, Anshar es Saturno, Kishar es Júpiter, Anu Urano, Ea Neptuno, Gaga Plutón y Tiamat el planeta que existió en lo que hoy son los asteroides (que en realidad nunca formaron un planeta). 

Pero eso no tiene sentido: Si Tiamat es lo que ahora es el cinturón de asteroides ¿por qué va hacia Anshar, Kishar, Anu y Ea? ¿Por qué Apsu (sol) sigue brillando si se supone que Ea (Neptuno) lo mató? Y ¿cómo pudo llegar Neptuno hasta el sol, matarlo y establecerse en su casa? ¿Cómo podría ser Tiamat la madre de Apsu y Mummu? ¿Cómo pueden ser Kingú la luna y Apsu el sol, si la luna y el sol son mencionados en el “Enuma Elish” aparte de aquellos y con nombres distintos? Si el Enuma (como cree Sitchin) enumera los planetas en orden según se alejan del sol ¿por qué menciona Anshar (Saturno) antes de Kishar (Jupiter), si astronómicamente es al revés? 

Tiamat no puede ser la compañera de Adamu porque es claramente en los mitos sumerios un dragón terrible y malvado, abuela de los dioses, que muere antes de la aparición del hombre, así que nunca sería la compañera del primer hombre. De la misma forma, Mummu no puede ser Mercurio y Tiamat la pre-Tierra, ya que Mummu es un epíteto de Tiamat. Si Kingu es la luna ¿qué pasa con Nannar, que es el dios luna sumerio? Si Apsu era el sol ¿por qué era en realidad Utu (sumerios) o Shamash (acadios)? Las “siete estrellas de Enlil” no es la Tierra, sino las 7 estrellas principales de las Pléyades. Como se ve, Sitchin manipula y corrompe los mitos originales. Lo mismo hace con las traducciones de textos (para detalles, cfr. http://iberaldea.es/resources/Rebatiendo%20a%20Zecharia%20Sitchin.pdf).

Es más, las correspondencias de Sitchin entre dioses y astros no corresponden a la realidad en la propia mitología mesopotámica; no hay más que comprobarlo con cualquier obra especializada (cfr. por ejemplo: Sechi Mestina, G. (1993) Mitología Universal. Akal. Madrid)

b) Un planeta de esas dimensiones debería haber sido detectado hace mucho tiempo, y más si se está aproximando a nosotros. Un hecho así sería observable desde cualquier observatorio del planeta y, por tanto, imposible de ocultar. Hoy podemos detectar estrellas oscuras y planetas extrasolares más pequeños que Nibiru en estrellas millones de veces más lejanas. Para escapar a este hecho evidente, se dice Nibiru se aproxima por detrás del sol, pero es totalmente imposible que el disco solar (con su tamaño relativo a la distancia) pueda tapar un arco orbital tan amplio como debería geométricamente tener Nibiru con la órbita tan larga que se dice que posee. De hecho, los partidarios de Nibiru presentan “fotografías” (que no son más que vulgares reflejos solares en el objetivo de la cámara), con lo cual reconocen que el sol no lo oculta.

c) Nadie niega que existan cuerpos más allá de Neptuno. Pero ninguno tiene nada que ver con Nibiru/Hercobulus ni por su tamaño, ni por sus condiciones ni por su órbita. Además, los cálculos basados en la órbita de Neptuno, que señalarían la existencia de un gran planeta, han resultado ser falsos. Los cálculos revisados de la masa de Neptuno mostraron que el problema (la necesidad de un gran planeta transneptuniano) es ficticio. De la misma forma, la idea de la supuesta enana marrón Némesis, compañera del sol, no es generalmente aceptada por la ciencia, nunca ha sido detectada ni fotografiada ni confirmada (es mera hipótesis) y sus posibles efectos de distorsión corresponden no a un hecho actual (la existencia de esa supuesta enana marrón) sino a eventos que tuvieron lugar al comienzo de la historia del sistema solar. 

d) Un planeta de ese tamaño cruzando durante 3.600 años por en medio del sistema solar provocaría tales desórdenes gravitatorios que el sistema solar ya no existiría, habría sido desvastado completamente, no serían posibles órbitas estables y elípticas de 8 planetas.

e) Un planeta como Nibiru, con esas enormes masa y volumen, no sería un planeta rocoso sino gaseoso (como todos los planetas gigantes de nuestro sistema solar y los que conocemos de otros sistemas estelares). No tendría, por tanto, suelo firme y atmósfera adecuada para que surgiera la vida y se desarrollaran seres inteligentes, sino un núcleo rocoso o metálico diminuto en el centro de una enorme masa gasesosa, a una presión, gravedad y temperatura infernales. Ahí no podría vivir literalmente nada.

Y con esa gravedad es imposible que se desarrollaran seres altos y bípedos como supuestamente son los anunaki. También se dice que les gustó la Tierra porque el agua era bebible y el aire era respirable, ¿pero cómo unos seres de un planeta en condiciones tan distintas de la Tierra, encontrarían el agua y el aire adecuados para ellos?

Es más, si Plutón está a más de 200ºC bajo cero por su lejanía respecto al sol ¿a qué temperatura gélida estaría Nibiru, que está diez veces más lejos? ¿en qué profunda oscuridad no estaría? ¿qué brutales cambios no sufriría cuando se acercase y alejase alternativamente del sol? ¿Cómo iba a existir la exuberante vegetación (que afiram Sitchin) sin luz para la fotosíntesis durante más de 3000 años (el periodo de "proximidad" sol (a juzgar por la órbita es muy breve)? ¿y la "abundante fauna marina" sin agua líquida durante el mismo periodo? ¿Quizá una atmósfera densa podría retener el calor recibido del sol? Pero entonces durante el periodo cálido, el calentamiento sería espantoso Nada adecuado para la vida.