jueves, 16 de julio de 2015

DEFENDÁMONOS DE LOS DIOSES O LA GRANJA HUMANA


Defendámonos de los dioses o la granja humana (por Gabriel Wüldenmar Ortiz)

Después de muchos años, he releído las teorías de Salvador Freixedo (ex-sacerdote católico reconvertido en ufólogo antirreligioso). Según él, seres de otras dimensiones, a los que denomina “dioses”, nos controlan, manipulan y “ordeñan” nuestra energía psicoanímica, como si fuéramos animales de su granja, mediante diversas estratagemas (religiones, idiomas, guerras, deportes de masas, ovnis, rituales, apariciones, fenómenos paranormales, espiritismo, incendios forestales, conciertos, enfermedades, traumas psicológicos, catástrofes naturales...). Hace intervenir obsesivamente a estos seres en todos los ámbitos de la vida. Compone así una visión completamente paranoide de la realidad. Fenómenos, documentos religiosos, episodios históricos, etc. que pueden encontrar una explicación natural en el campo de la psicología (individual o social), en la antropología, en la religión, en factores históricos o económicos, etc. son, para Freixedo, obra de estos “dioses” prácticamente omnipotentes y omnipresentes. ¡Freixedo no ha leído a Guillermo de Ockam!

Contradictoriamente, por un lado, desautoriza como míticos y sin valor los textos bíblicos pero, por otro, acepta literalmente lo que en ellos aparece (interpretándolo, eso, sí en clave ufológica). Dice que los “dioses” son los que crean las religiones para absorber nuestra energía emocional, pero afirma que ahora, para desgracia de esos “dioses”, la Humanidad está despertando y se está liberando de las creencias religiosas. Pero si estos seres son (según él) capaces de engañarnos a voluntad con toda clase de apariciones, manifestaciones, manipulaciones mentales, ¿qué les costaría realizar una “demostración mundial” fingiendo una manifestación sobrenatural contundente para que el 99% de la Humanidad volviera a la “religiosidad” (tanto externa como subjetiva) más fervorosa y fanática? No les costaría nada. De la misma manera, sería muy fácil usar sus trucos para provocar guerras o manipular a cualquier persona en cualquier momento. Pero nada de esto sucede.

Según Freixedo, las religiones servían para ofrecer sacrificios sangrientos (supuestamente estos seres obtendrían su energía psicoanímica de la sangre), pero al mismo tiempo dice que los profetas o Jesús eran seres manipulados por estos seres. ¿Entonces como es que Jesús y los profetas se oponían e incluso acabaron con el ritualismo sangriento de los sacrificios?, ¿atentaban los “dioses” contra sus propios intereses?, ¿Por qué apoyaron que la religión más difundida del mundo (el cristianismo) fuera precisamente la que acabó con los sacrificios de sangre? Además, si se nutren del sufrimiento y lo causan, ¿para qué crearían algo como la religión que proporciona sentido y consuelo ante ese sufrimiento y que enseña mandamientos que impiden causar sufrimiento a los demás?

Según Freixedo, como los “dioses” se nutrían de las religiones, pero éstas han decaído, ahora estos seres toman ellos mismos esa sangre asesinando personas y desangrando animales. ¿Le consta a él que antiguamente (mientras las religiones sacrificiales estaban en auge) no existían estas muertes?, ¿por qué éstos son casos tan minoritarios que son incapaces de compensar el abandono de los sacrificios rituales?, ¿por qué montan la parafernalia religiosa cuando, como dueños de la “granja humana” pueden tomar directamente a humanos y animales sin esfuerzo?, ¿qué les costaría hacer una demostración imponente “sobrenatural” para que todos volvieran a ofrecerles sacrificios de sangre?Además, si todas las religiones (incluyendo el cristianismo) son instrumentos inventados por los mismos “dioses” ¿por qué una religión (el cristianismo) acabó con los sacrificios sanguinarios (de humanos y de animales) europeos, amerindios, africanos, etc. allí donde se implantó?, ¿cómo un supuesto instrumento de esos “dioses” (el cristianismo) perjudicó los intereses de dichos seres acabando con los ritos paganos?

Si los grandes espectáculos deportivos de masas son instrumentos de los “dioses” para “chuparnos energía” ¿por qué esos eventos no están mayoritariamente plagados de visiones OVNI? Por el contrario existen unos pocos casos de OVNIs observados durante estos partidos; nada que haga sospechar una relación proporcional entre ambos elementos (deportes y OVNIs). Si esto seres se nutran con el sufrimiento que causan las catástrofes ¿por qué no las provocan ellos mismos masivamente?

Por otra parte, con su visión ultranegativa del fenómeno OVNI, Freixedo se opone a la casuística del mismo, que muestra un grado de neutralidad, inocuidad y pacifismo masivos desde el punto de vista estadístico (dejando aparte temas más bien minoritarios como las abducciones y el contactismo, que podrían responder a orígenes muy distintos al ufológico). Por el contrario, Freixedo se basa en un puñado de casos extremadamente fantasiosos de los que no ofrece datos verificables para otros investigadores, que sólo ha investigado él, que son completamente anecdóticos (sin evidencias estudiables), atípicos (desconocidos) desde el punto de vista de la casuística ufológica, y, a menudo, arbitrariamente atribuidos al fenómeno OVNI con el que no parecen guardar mucha relación. De hecho, Freixedo da crédito a historietas de tabloides sensacionalistas, como el cuento del "planticol" (ej.: S. Freixedo. “La Amenaza Extraterrestre” de Edit. Bitácora año 1.990, Pag. 266)


Para nosotros, las teorías de Freixedo carecen de sentido. Habla de una “granja humana” explotada por unos poderosos e inteligentísimos “dioses” de otras dimensiones, pero, como vemos, ésta sería la granja más desaprovechada y peor explotada de la Historia.

Más información: http://lacasadelasabiduria.com/obras.php