martes, 1 de septiembre de 2015

¿GIRO EN EL CASO ALCASSER? DATOS REVOLUCIONARIOS. NUEVOS TESTIGOS

¿GIRO EN EL CASO ALCASSER? DATOS REVOLUCIONARIOS. NUEVOS TESTIGOS (Por Gabriel Wüldenmar Ortiz)

A veces, en la vida sucede lo inesperado. Yo no me dedico a investigar crímenes. Me interesé por el terrible caso Alcasser de refilón, motivado porque en uno de mis libros (ver: http://goo.gl/eaqVbn) estudio el fenómeno de los grupos de poder oculto, las sectas y el satanismo. Tuve la suerte de conocer fugazmente a Fernando García (el padre de una de las niñas) y a Juan Ignacio Blanco, que me parecieron verdaderos valientes enfrentados a un sistema perverso y corrupto decidido a ocultar un asunto incómodo en el que, era un secreto a voces, había gente poderosa implicada. Como tantas personas, había deseado con toda el alma que los culpables pagaran ante la injusticia y me había escandalizado ante las mil y una chapuzas malolientes realizadas a todos los niveles en este caso. Pero nada me había preparado para la sorpresa que iba a recibir.

A finales de 2013 conocí a una madre de familia, una persona excelente, honesta, sincera, leal, sensata, discreta, trabajadora, amante de la justicia, amiga perfecta… De ella sólo diré que vive en la zona levantina y la denominaré “X”. He mantenido dos años de maravillosa amistad con esta persona de la que sólo puedo dar las mejores referencias humanas y de cuya veracidad no puedo dudar. Alguien me inscribió en un grupo de Facebook sobre Alcasser y allí empecé a hacer algunas intervenciones para tratar de dilucidar si había algún asunto satánico de élite, como en otros casos. Cuál no sería mi sorpresa cuando “X” se puso en contacto conmigo y me hizo saber que ella, cuando tenía 21 años, mantuvo una relación de pareja con un agente de la Policía Nacional al que llamaré “Y” (aunque sé su nombre) y que fue activo investigador del caso. No puedo ser más específico porque debo proteger las identidades de todas las personas implicadas.

Con autorización de “X” me atrevo a contar lo que ella me contó y a eso me limito, aunque me juegue el pellejo. Lo que viene a continuación es siempre PRESUNTAMENTE y siempre SEGÚN MI FUENTE. “X” me reveló que “Y” había visto tales horrores durante el caso que estaba traumatizado: “Estuvo muy mal, le daban crisis de ansiedad por lo que vivió.”, dijo “X”. Y añadió: “Su compañero cogió baja por ‘depresión’ y él fue trasladado” (sé a dónde). De hecho, “fueron cuatro los agentes trasladados” debido a su intervención en el caso. Los agentes “Estaban amenazados, “Y” se despertaba con el ruido de una mosca (…) Estaba siempre en alerta, sin contar con el trauma de recordar a la niñas destrozadas (…) los policías están traumatizados de por vida. Sus vidas no han vuelto a ser lo mismo. “Y” lloraba en sueños. Su compañero intentó suicidarse varias veces”. “X” me explicó que “su compañero cogió la baja, bueno le dieron la baja. Querían destapar la verdad, pero no les dejaron”.

En efecto, no era para menos: “Era todo muy macabro y manipularon todo para que no se supiese la verdad (…) Está implicado Corcuera, Fabra, el rey y unos cuantos más…de ahí la manipulación de todo”. Me pregunté qué clase de gente podría hacer esto. Ella me explicó: “son sádicos que grabaron los asesinatos, una película snuff de esas muy macabras, en EEUU hubo alguien que llegó a verla, ellos llevaban las caras con capuchas rojas y al parecer alguno llevaba una especie de sotana, quizás de ahí el ritual satánico”. Sine embargo, mi informante no cree que se tratara de verdadero satanismo, sino de “Ricos sádicos, siguen haciéndolo pero fuera del país. Hicieron una especie de juramento, se encubría este caso con la condición de que no volviese a repetir en España” (cosa que, obviamente no han cumplido).

Al parecer, estos cuatro agentes llegaron más lejos de lo que se nos ha dicho en la investigación del caso Alcasser. Según mi fuente, “Sabían hasta el lugar donde se cometieron los asesinatos (…) (los asesinos) Habían alquilado un chalet de lujo cerca de Valencia (…) La Policía Nacional lo registró”. ¿Quién alquiló ese chalet?, inquirí a mi fuente: “Creo que Fabra, pero me parece que mencionó un tal Vera”. Pero ¿consiguieron pruebas?, pregunté asombrado, “Claro, hubo muchas pruebas, pero todo se destruyó (…) se hicieron pruebas de ADN y de huellas (…) Encontraron sangre, pelos, huellas. De las niñas y de los verdaderos asesinos. Habían limpiado pero no todo”.

¿Y esos agentes estarían dispuestos a hablar?, pregunté a “X”. Su respuesta fue otra pregunta: “Sabes que les pasaría, no?”.



lunes, 24 de agosto de 2015

LA PENOSA PSICOLOGÍA AL SERVICIO DEL SISTEMA

 LA PENOSA PSICOLOGÍA AL SERVICIO DEL SISTEMA(por Gabriel Wüldenmar Ortiz)
En psicopatología, un ritual es una acción que percibimos como absurda e innecesaria pero que no podemos evitar repetir una y otra vez para calmar la ansiedad (manifiesta o larvada).

Unas veces está asociada a una obsesión (pensamientos repetitivos), por ejemplo, comprobar una y otra vez si he apagado el gas porque no me quito de la cabeza el peligro de una explosión de gas). Es el famoso TOC.

Otras veces no hay obsesión, pero se busca calmar una ansiedad manifiesta (claramente patológica) o larvada (vacío existencial, aburrimiento vital, falta de sentido para mi vida, falta de un objetivo que me llene), por ejemplo, si compro compulsivamente cosas innecesarias, que no uso, que ya tengo sobradamente, etc.; así reduzco mi ansiedad comprando cosas, para luego volver a comprar más y más, dándome cuenta que ese comportamiento es absurdo y que no me llena vitalmente, me deja insatisfecho y vacío. Y lo mismo cabe decir de los que buscan una y otra vez toda clase de "experiencias" sólo por coleccionarlas y decir que "lo hicieron" o "estuvieron", y si no pueden se sienten mal.

Una persona con este problema puede pensar en buscar ayuda en un psicólogo de la escuela conductual cognitiva (como en la que yo me formé). Pero, sorprendentemente, el psicólogo materialista, en vez de ayudarle con su problema existencial (causa de muchos otros problemas clínicos, como depresión, ansiedad, culpa, etc.), le dirá que mientras esos gastos compulsivos no le impidan tener dinero para comer y para pagar sus facturas, no es un problema. Así pues, la persona, su libertad frente a la tiranía del estímulo, la racionalidad de sus actos, su sufrimiento moral, su necesidad de significado existencial, etc., no importan. Sólo importa que se mantenga adaptado al sistema, que siga funcionando como parte del gran mecanismo, que siga pagando y consumiendo.

Para ese profesional materialista (sólo importa la conducta externa y observable), lo que le ocurre a esa persona no es un problema. Es el típico psicólogo de mentalidad adaptada al sistema, consumista, materialista, al servicio de las empresas y del dios dinero. Pero para un psicólogo que enfoca a la persona también en un sentido espiritual profundo y holístico, sí es un problema, porque esa persona está realizando una conducta compulsiva para intentar rellenar de cosas su vacío interior (que no se llena con cosas o experiencias, sino con significado y amor) y esa conducta le causa mayor insatisfacción aun. Si a la persona le sobra el dinero puede invertirlo en su propia formación intelectual, profesional y moral, en cultura, en viajes verdaderamente enriquecedores y, sobre todo (es lo más satisfactorio) apoyando solidariamente a los demás en alguna causa que dé sentido a su vida. Pero para el psicólogo materialista eso no es importante: ¿malgastas mucho dinero compulsivamente a diario? No importa mientras puedas responder ante el sistema y funcionar en él.


jueves, 16 de julio de 2015

DEFENDÁMONOS DE LOS DIOSES O LA GRANJA HUMANA


Defendámonos de los dioses o la granja humana (por Gabriel Wüldenmar Ortiz)

Después de muchos años, he releído las teorías de Salvador Freixedo (ex-sacerdote católico reconvertido en ufólogo antirreligioso). Según él, seres de otras dimensiones, a los que denomina “dioses”, nos controlan, manipulan y “ordeñan” nuestra energía psicoanímica, como si fuéramos animales de su granja, mediante diversas estratagemas (religiones, idiomas, guerras, deportes de masas, ovnis, rituales, apariciones, fenómenos paranormales, espiritismo, incendios forestales, conciertos, enfermedades, traumas psicológicos, catástrofes naturales...). Hace intervenir obsesivamente a estos seres en todos los ámbitos de la vida. Compone así una visión completamente paranoide de la realidad. Fenómenos, documentos religiosos, episodios históricos, etc. que pueden encontrar una explicación natural en el campo de la psicología (individual o social), en la antropología, en la religión, en factores históricos o económicos, etc. son, para Freixedo, obra de estos “dioses” prácticamente omnipotentes y omnipresentes. ¡Freixedo no ha leído a Guillermo de Ockam!

Contradictoriamente, por un lado, desautoriza como míticos y sin valor los textos bíblicos pero, por otro, acepta literalmente lo que en ellos aparece (interpretándolo, eso, sí en clave ufológica). Dice que los “dioses” son los que crean las religiones para absorber nuestra energía emocional, pero afirma que ahora, para desgracia de esos “dioses”, la Humanidad está despertando y se está liberando de las creencias religiosas. Pero si estos seres son (según él) capaces de engañarnos a voluntad con toda clase de apariciones, manifestaciones, manipulaciones mentales, ¿qué les costaría realizar una “demostración mundial” fingiendo una manifestación sobrenatural contundente para que el 99% de la Humanidad volviera a la “religiosidad” (tanto externa como subjetiva) más fervorosa y fanática? No les costaría nada. De la misma manera, sería muy fácil usar sus trucos para provocar guerras o manipular a cualquier persona en cualquier momento. Pero nada de esto sucede.

Según Freixedo, las religiones servían para ofrecer sacrificios sangrientos (supuestamente estos seres obtendrían su energía psicoanímica de la sangre), pero al mismo tiempo dice que los profetas o Jesús eran seres manipulados por estos seres. ¿Entonces como es que Jesús y los profetas se oponían e incluso acabaron con el ritualismo sangriento de los sacrificios?, ¿atentaban los “dioses” contra sus propios intereses?, ¿Por qué apoyaron que la religión más difundida del mundo (el cristianismo) fuera precisamente la que acabó con los sacrificios de sangre? Además, si se nutren del sufrimiento y lo causan, ¿para qué crearían algo como la religión que proporciona sentido y consuelo ante ese sufrimiento y que enseña mandamientos que impiden causar sufrimiento a los demás?

Según Freixedo, como los “dioses” se nutrían de las religiones, pero éstas han decaído, ahora estos seres toman ellos mismos esa sangre asesinando personas y desangrando animales. ¿Le consta a él que antiguamente (mientras las religiones sacrificiales estaban en auge) no existían estas muertes?, ¿por qué éstos son casos tan minoritarios que son incapaces de compensar el abandono de los sacrificios rituales?, ¿por qué montan la parafernalia religiosa cuando, como dueños de la “granja humana” pueden tomar directamente a humanos y animales sin esfuerzo?, ¿qué les costaría hacer una demostración imponente “sobrenatural” para que todos volvieran a ofrecerles sacrificios de sangre?Además, si todas las religiones (incluyendo el cristianismo) son instrumentos inventados por los mismos “dioses” ¿por qué una religión (el cristianismo) acabó con los sacrificios sanguinarios (de humanos y de animales) europeos, amerindios, africanos, etc. allí donde se implantó?, ¿cómo un supuesto instrumento de esos “dioses” (el cristianismo) perjudicó los intereses de dichos seres acabando con los ritos paganos?

Si los grandes espectáculos deportivos de masas son instrumentos de los “dioses” para “chuparnos energía” ¿por qué esos eventos no están mayoritariamente plagados de visiones OVNI? Por el contrario existen unos pocos casos de OVNIs observados durante estos partidos; nada que haga sospechar una relación proporcional entre ambos elementos (deportes y OVNIs). Si esto seres se nutran con el sufrimiento que causan las catástrofes ¿por qué no las provocan ellos mismos masivamente?

Por otra parte, con su visión ultranegativa del fenómeno OVNI, Freixedo se opone a la casuística del mismo, que muestra un grado de neutralidad, inocuidad y pacifismo masivos desde el punto de vista estadístico (dejando aparte temas más bien minoritarios como las abducciones y el contactismo, que podrían responder a orígenes muy distintos al ufológico). Por el contrario, Freixedo se basa en un puñado de casos extremadamente fantasiosos de los que no ofrece datos verificables para otros investigadores, que sólo ha investigado él, que son completamente anecdóticos (sin evidencias estudiables), atípicos (desconocidos) desde el punto de vista de la casuística ufológica, y, a menudo, arbitrariamente atribuidos al fenómeno OVNI con el que no parecen guardar mucha relación. De hecho, Freixedo da crédito a historietas de tabloides sensacionalistas, como el cuento del "planticol" (ej.: S. Freixedo. “La Amenaza Extraterrestre” de Edit. Bitácora año 1.990, Pag. 266)


Para nosotros, las teorías de Freixedo carecen de sentido. Habla de una “granja humana” explotada por unos poderosos e inteligentísimos “dioses” de otras dimensiones, pero, como vemos, ésta sería la granja más desaprovechada y peor explotada de la Historia.

Más información: http://lacasadelasabiduria.com/obras.php

jueves, 21 de mayo de 2015

QUIÉN ESTÁ DETRÁS DEL EJÉRCITO ISLÁMICO (ISIS)

QUIÉN ESTÁ DETRÁS DEL EJÉRCITO ISLÁMICO (ISIS)
Por Gabriel Wüldenmar Ortiz

El EI (ISIS), siglas correspondientes a “Estado Islámico”, es una organización terrorista musulmana ultrafanática conocida por sus brutales comportamientos: ejecuciones arbitrarias masivas por decapitación, sometimiento de mujeres y niñas a esclavitud sexual, genocidio contra las minorías -cristianos, chiíes, yazidíes o kurdos-, destrucciones de ciudades, etc. Muy bien armada y entrenada, su finalidad declarada es crear un califato islámico en Oriente Medio, especialmente en Irak y Siria. En realidad, esa caterva de criminales irracionales es muy útil para los planes de EE.UU. e Israel, porque les permite: 

a) Continuar con la “satanización” indiscriminada del islam ante la comunidad internacional (obteniendo así respaldo para su tesis del “choque de civilizaciones”, que tan buenos recursos petrolíferos les ha reportado a los estadounidenses y sus aliados; la teoría del “choque de civilizaciones” quiere presentar estas guerras como un enfrentamiento entre culturas y religiones, cuando, en realidad, es una guerra por motivos estratégicos y económicos). 

b) Contar con un pretexto para mantener sus intervenciones militares en Irak en tiempo de paz y mantener a raya a la verdadera insurgencia. 

c) Bombardear territorio e infraestructuras de su enemigo Siria, al que sólo la protección rusa le libró de ser invadida. 

d) Crear un clima mundial de miedo y paranoia (obsesionado con el terrorismo y la seguridad interior) que justifique intervenciones armadas en otros países, retrocesos en las libertades civiles y en los Derechos Humanos, y la imposición de un estado policial militarizado con amplios y arbitrarios poderes sobre la población. El que cuestione la legitimidad de la “guerra contra el Terrorismo” es considerado terrorista y sometido a las leyes anti-terroristas, lo que permitirá, finalmente, perseguir cualquier tipo de disidencia ideológica (para ello bastará asociarla con el terrorismo).

No creamos que se trató de un aprovechamiento circunstancial. Todo fue planeado. Así, los estadounidenses, mientras bombardeaban al EI (ISIS), les suministraban armas en secreto. Los mismos kurdos se han sorprendido ante el hallazgo de armas estadounidenses e israelíes en manos de los miembros del EI (ISIS). Fuerzas chiitas que luchan contra el EI (ISIS) en Irak, y miembros del propio ejército iraquí han denunciado muchas veces que los terroristas del EI (ISIS) reciben ayuda militar de EE.UU. Por ejemplo, las tropas iraquíes de Al-Hashad Al-Shabi derribaron en Al-Bagdadi (región de Al-Anbar, Irak, 26-2-2015) un helicóptero estadounidense cargado de armas para el EI (ISIS)[1]

La semana anterior, el jefe del Comité para la Seguridad Nacional y la Defensa, del Parlamento de Irak, Hakem Al-Zameli, denunció que helicópteros estadounidenses, que participaban en la supuesta operación de bombardeo contra el EI (ISIS), estaban en realidad suministrando armas y víveres a dichos terroristas al sur de Tikrit (Irak). Efectivamente, de cara a la opinión pública internacional, EE.UU. y la OTAN bombardea a estas brutales milicias con la excusa de la “guerra contra el terrorismo”. Pero la manifiesta ineficacia de esta campaña es sospechosa. Los bombardeos estadounidenses y aliados tienen como objetivos reales la infraestructura económica de Irak y Siria, incluyendo sus fábricas y refinerías de petróleo.

Wesley Clark, comandante supremo aliado en Europa de 1997 a 2000, confesó en una entrevista de televisión[2] que EI (ISIS) fue un montaje de los estadounidenses para combatir a Hezbollah, el enemigo de Israel: “El Estado Islámico comenzó a través de la financiación de nuestros amigos y aliados (…) Si se requiere a alguien que luche a muerte contra Hezbollah, se busca a fanáticos y fundamentalistas. Solo ellos pueden lidiar contra Hezbollah”. 

Por su parte, el profesor Michel Chossudovsky, economista canadiense y director del Centro de Investigación sobre la Globalización, en Montreal, declaró que el EI (ISIS) era inicialmente una rama de Al-Qaeda creada por la inteligencia de EE.UU. con el apoyo del MI6 Británico, el Mossad Israelí, los Servicios de Inteligencia de Pakistán y la Presidencia General de Inteligencia de Arabia Saudita (GIP, Istikhbarat). Según este experto, el EI (ISIS) ha apoyado a los insurgentes contra el gobierno sirio de Bashar Al-Assad durante la guerra civil de Siria. Añade que la OTAN y el Estado Mayor de Turquía fueron los que contrataron a los mercenarios de ISIS y Al-Nusrah para desequilibrar al gobierno sirio (desde marzo de 2011). 

Chossudovsky cita informaciones de la Inteligencia israelí, publicadas en la web DEBKA, donde se reconoce la existencia de “Una campaña para reclutar a miles de voluntarios musulmanes en países de Oriente Medio y el mundo musulmán para luchar junto a los rebeldes sirios. El ejército turco aloja a estos voluntarios, los entrena y asegura su entrada en Siria”. Chossudovsky señala que Israel ha apoyado a las brigadas de EI (ISIS) y Al-Nusrah en los Altos del Golán, en su lucha contra el gobierno sirio y contra Hezbollah. Añade que los terroristas yihadistas se han reunido regularmente con oficiales de las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) y con el primer ministro Netanyahu. Algunas fotografías muestran a este criminal visitando y dando la mano a mercenarios de la guerra de Siria que estaban recuperándose de sus heridas en hospitales israelíes. El alto mando de las FDI reconoce: “elementos de la yihad global dentro de Siria, miembros de ISIS y Al-Nusrah, son ​​apoyados por Israel”.

Es más: Chossudovsky afirma que hay miembros de las fuerzas especiales occidentales y agentes de inteligencia occidentales en las filas del EI (ISIS), y que estos asesinos fueron entrenados por miembros de las Fuerzas Especiales Británicas y del MI6 para luchar en Siria. Añade que especialistas militares occidentales, contratados por el Pentágono, han entrenado a los terroristas en el uso de armas químicas. De hecho, una cadena de información estadounidense[3] reveló que “Los EE.UU. y algunos aliados europeos están utilizando a contratistas de defensa para entrenar a los rebeldes sirios sobre cómo asegurar los arsenales de armas químicas en Siria, según informó un alto funcionario de EE.UU. y varios diplomáticos de alto nivel a la CNN”.

Según Chossudovsky, los terroristas del EI (ISIS) en Siria trabajan a las órdenes de los aliados occidentales y tienen instrucciones de sembrar el caos en Siria e Irak. De hecho, existen fotos del senador republicano (derechista) estadounidense John McCain reunido cordialmente con líderes terroristas en Siria. El profesor Chossudovsky señala también que el proyecto de ISIS de crear un califato forma parte de los proyectos de EE.UU., que pretende dividir Irak y Siria en territorios separados (un califato islamista sunita, una república árabe chiita y un Kurdistán independiente).

Todo esto significa que EE.UU., sus aliados europeos e Israel son los verdaderos criminales responsables de las brutalidades y desmanes de los terroristas del EI o ISIS. Es increíble que EE.UU. y sus aliados digan combatir al terrorismo cuando es evidente que ellos lo fomentan, organizan y financian. De hecho, las brutales decapitaciones realizadas por estos terroristas forman parte de los programas de entrenamiento patrocinados por la CIA en Arabia Saudita y Qatar, y su finalidad es causar pavor y conmoción. Es significativo que muchos de los criminales reclutados por el EI (ISIS) eran presos condenados (algunos a muerte) en las cárceles de Arabia Saudita, aliado de Occidente. Este país los liberó y reclutó para unirse a las brigadas terroristas.

Más información en: "Lo que no se cuenta sobre la Historia Contemporánea" http://goo.gl/wcYc7T